lunes, 9 de septiembre de 2013

POR LA TARDE AL PASAR (Deciliras francesas)

Por la tarde, si paso
por enfrente del patio de tu casa,
mi camino retraso
y contemplo la rasa
superficie del muro blanquecino
en donde un corazón encarnadino
nuestros nombres unió.
Suspirando me quedo
a la par que la mente retrocedo
al ayer que pasó.

¡Pareciera ilusorio
revivir las imágenes aquellas!
Nuestro amor, territorio
que jamás las estrellas
alumbraron con óptima fortuna.
Las palabras trocáronse en laguna
de borrajas total;
las promesas en humo
y los besos arena que el empumo
se llevó en su cristal.

Pero yo te quería
con el alma entregada enteramente,
para nada veía
que buscabas tu oriente.
Te juntaste con alguien que la gloria
te insinuó con dialéctica suasoria
y dejaste el hogar.
Sabe, estés donde estés,
que te nombro alejándome después
¡por la tarde al pasar!







____________________________________


Encarnadino: de color encarnado bajo.
Laguna de borrajas: úsase en este caso como superlativo figurado de la expresión “agua de borrajas” (cosa sin importancia).
Empumo: el mar.
Suasoria : relativo a la persuasión, o propio para persuadir.