viernes, 11 de septiembre de 2009

POR TU CUERPO NAVEGABLE



Por tu cuerpo navegable
mis manos dibujan olas
o se sueñan caracolas
donde tu corazón late.

Sobre tu piel transitable
mi piel es bajel corsario
que busca el extraordinario
botín de tu fino talle.

Por tu cuerpo navegable
soy el marino animoso
que va feliz y orgulloso
por el mar que más lo atrae
sin brújula y sin timón…
¡por el mar de la pasión…!



6 comentarios:

Samuel Rego dijo...

Navegar por la geografía femenina se me antoja el más excitante crucero posible.
Excelente y original forma de relatarlo.
Saludos desde este verano norteño que agoniza.

estoico dijo...

Hola, Samuel…!
Como siempre, muchas gracias por tu constancia.
Aquí todavía esperamos que Primavera haga acto de presencia, pues aún sentimos los últimos ramalazos de frío que nos cede el último invierno.
Recibe de mi parte un abrazo afectuoso.

Yasmina dijo...

Holaaaa!

Pues aquí esta empezando el otoño, jajaja, ya solo falta el invierno, jeje.

Precioso poema, me gusta mucho, describes la silueta de la mujer con mucho respeto y eso hace que el poema tengo dulzura a la vez de pasión.

Besos amigo, me encanta visitarte siempre.

DNAZ FRANCO dijo...

Ella, el océano; yo, la ansiedad. Quién fuera viajero… Y quien lo sea, que se lleve tus palabras en sus labios y las ofrende en algún mar calmo, pero quedo.

Gracias por el poema.
D

estoico dijo...

Hola, Yasmina...!
Muchas gracias por pasar, querida amiga...!
Para mí es un gusto que pases.
Saludos afectuosos, por supuesto.

estoico dijo...

Hola, Dnaz Franco...!
Muchas gracias por tus acotaciones, tan acordes y estupendos...!
Me alegra que te haya placido.
Recibe de mi parte saludos muy cordiales.