martes, 18 de agosto de 2009

NO MENOS


No menos admirable que una rosa
que muestra en primavera su color,
ni menos cautivante que una hermosa
noche en que vaga el ángel del amor.

No menos recatada que un secreto
que sólo desentraña la intuición,
aun cuando permanezca el labio quieto
no dando de ese empeño explicación.

No menos sensitiva que una dama
tratando de ocultar la erubescencia
después de dado el ósculo que inflama,

ni menos mía es Ella, la razón
que me hizo encontrar en la existencia…
¡la causa de que tenga un corazón…!

6 comentarios:

Samuel Rego dijo...

Definitivamente eres el rey de los sonetos(rebeldes o no).

estoico dijo...

Mucho me temo, mi querido Samuel, que estoy cayendo en el pecado de hacerlos perfectos... jajajaja.
Muy agradecido por tu permanente presencia, amigo mío.
Abrazos cordiales.

Yasmina dijo...

Me encantaaaaa, adoro tus poemas, me encantan siempre tus versos, me alegro de poder leerte de nuevo.

Un beso.

estoico dijo...

Hola, Yasmina...!
Y a mí me encanta que pases, estimada amiga...!
Así, celebro tu presencia.
Cariños enormes.

María Susana dijo...

Hermoso -luis ahora dedicado a sonetos cualquier poeía que tu eescribas es hermosa también me gustan las que noson sonetos no las olvides! un beso y gracias amigo"!!" ventanas al sol te da las gracias! maria su Nahay

estoico dijo...

Hola, Nahay...!
Es que me dio el ataque del soneto...! jajaja!
No sé, es como una fiebre...!
Pero tampoco olvido las otras, no te preocupes.
Y nada que agradecer.
Cariños enormes.