viernes, 18 de enero de 2008

SEMEJASTE


Semejaste entre mis brazos
como una hoja temblorosa
que aguarda que el viento pase
y la lleve venturosa
hacia las aguas del río
donde una ninfalia posa
sus delicadas manitas
para tomarla, dichosa.

Y así, dentro de mis brazos,
te sentí frágil y medrosa,
que al rozar tu cabellera
de una forma cariñosa,
algo de ti surgió suave,
surgió de ti, deliciosa,
la fragancia de las ninfas,
la fragancia de las rosas.




















4 comentarios:

Vivian dijo...

Luis pon una cajita de mensajes...¡Así te escribo boberías cuando vengo! jajaja. Cariños, espero estés bien. Tu amiga Alitas

estoico dijo...

Hola, Vivian, amiga:
Claro que he pensado en esa cajita que mencionas... ¡pero no sé cómo insertarla todavía...! jajaja.
Es mi inexperiencia informática...
Cuando halle la forma de colocarla, entonces podrás llenarla con tus sinceros y cariñosos saludos.
Un gusto que hayas pasado, Vivian.
Cuídate, quieres.
Un beso

Yasmina dijo...

Wooooooooow amigo, que precisidad, me sigues sorprendiendo por donde quiera que vayas, es estupendo los versos, es fabuloso ver como escribes, como demuestras cada uno de tus sentimientos a quien los lee. me encanta. Un beso.

estoico dijo...

Me alegra que te guste, amiga...
Creo a veces que un poema sólo llega cuando hay afinidad con el lector... entre otras cosas...
Gracias por tu paso,
un beso,