miércoles, 17 de junio de 2009

EBRIO DE PRIMAVERA


Ebrio de primavera he venido esta tarde
a besarte las manos y también a mirarte.
Perdona mi ebriedad, que acaso te sorprenda,
pero, bella, no temas
ya que sólo pretendo que mi boca se pose
sobre tus dulces labios
y que por magia brote
sobre ellos, claveles carmesíes y blancos.

Ebrio de primavera he mordido manzanas,
he libertado pájaros y he recogido flores,
pero, bella, no temas si en esta clara tarde
te tomo de las manos y te llevo hacia el bosque
sólo para que veas
en árboles y flores
el edén que Natura
protege de los hombres.

6 comentarios:

Samuel Rego dijo...

Si no hubiera que protegerla de nosotros, sería siempre primavera.
Hermosa forma de saludar la primavera. Me ha gustado. Saludos del Norte.

estoico dijo...

Hola, Samuel...!
Agradecido sobremanera por tu paso y tu tiempo de leerme.
Celebro que te haya gustado y, desde ya, mis cordiales saludos desde el Sur.

B. Miosi dijo...

Precioso como siempre, Estoico. En tus poemas se refleja tu alma, ¿lo sabías?

Besos,
Blanca

estoico dijo...

Hola, Blanca...!
Gracias, en serio, amiga mía, por lo que dices.
No sé si se refleja mi alma, pero ten la seguridad de que pongo algo de ella en cada uno de mis poemas.
Gracias por pasar, y en cualquier momento paso a visitarte.
Cariños.

Tuti dijo...

Dejas en este discurrir suave todo un florido espacio donde admirar la tesitura de los colores del corazón cuando late por alguien.

Valió la pena entrar de puntillas para descubrir tu poésía llena de sentimiento.

Un fuerte abrazo Estoico.

Anna Francisca

estoico dijo...

Hola, Tuti...!
En primer lugar quiero agradecerte la deferencia de visitarme; pero sabe, amiga mía, que no precisas entrar de puntillas...
Entra directamente y sin esperar que se te pregunten contraseñas...
Celebro que te haya gustado mi casa; en cualquier momento paso por la tuya.
Desde ya, mis saludos más cordiales.