miércoles, 12 de octubre de 2011

APARICIÓN DE LA PRIMAVERA (Soneto cruzado)




La oropéndola levanta sus alas
porque el céfiro le trajo noticias:
por las diáfanas y etéreas salas
desparrámanse sutiles delicias.

Pues fantástica con todas sus galas
aparécese triunfal Primavera
en su cuádriga que va volandera
cual balsámico bajel sin escalas.

Y por íntegro las plantas se encienden
renovándose la verde pradera,
¡y por íntegro los seres comprenden
cuán feérica la vida les fuera!

¡Tan cerúleo preséntase el cielo!
La oropéndola despliega su vuelo…



























Céfiro = viento que sopla blanda y apaciblemente y precede a la Primavera.
Etéreas salas = metáfora con que se designa el espacio del firmamento.
Cuádriga = carro tirado por cuatro caballos de frente.
Balsámico = aromático, perfumado.
Feérica =  maravillosa, asombrosa.
Cerúleo = dícese del color azul del cielo despejado, de la alta mar o de los grandes lagos.









2 comentarios:

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Transmite este soneto cruzado la alegría de la primavera.A ello ayudan las esdrújulas que,con un ritmo vivo y constante,le añaden música al poema.

Un placer leerte siempre,Luis.

Un abrazo.

estoico dijo...

Hola, Jerónimo...!

Gracias por tu paso, estimado amigo...!
Ciertamente, las esdrújulas le confieren fluidez al poema.
Celebro que te haya gustado.
De mi parte, el abrazo cordial de siempre.