martes, 12 de enero de 2010

A CORRIENTES


A MI TIERRA GUARANÍ


Che retá tiene naranjos,
tiene lagunas y esteros,
tiene también propio acento,
propia música también.
Che retá tiene el encanto
que refleja en su tonada,
ser tierra bien provinciana
como su gente de bien.

Che retá tiene su nombre
y algunos dicen que dos,
la tierra que quiero yo
es una sola nomás.
Esa que llamaron brava
o heroica, que es lo mismo,
la que Taragüi los indios
siempre supieron llamar.

Y si nombro varias cosas
la van a reconocer,
que si digo yacaré
para el caso bastará,
pero también diré otras
como idioma guaraní,
Virgencita de Itatí,
caráu, chamamé y chajá.




Che retá significa “mi tierra” en guaraní.

Taragüi = nombre con que los aborígenes designaban a la ciudad de Corrientes. Esta voz guaranítica significa lagartija y la usaban los indios mucho antes de la fundación de la ciudad por parte de Vera y Aragón. Con el tiempo este vocablo se fue convirtiendo en representativo de toda la provincia de Corrientes.

Yacaré = es un reptil cocodrílido de más de 2,5 metros de longitud, hocico y mandíbulas planas, que está en peligro de extinción en todo el mundo.

La Virgen de Itatí es una advocación mariana venerada en la ciudad de Itatí. Hoy es la patrona de Corrientes, y goza de gran devoción popular.

Caráu = es un ave similar a la bandurria, cuyo grito suena como un lánguido y triste lamento en los atardeceres.

Chamamé = es indiscutiblemente la principal representación de la danza y la música correntina, infaltable en cualquier evento o festividad, tanto pública como familiar.
El chamamé es una danza alegre y animada, que merece ser conocida y disfrutada por quienes eligen visitar la provincia de Corrientes.
Este ritmo es un elemento cultural que trasciende la música, ya que se convierte en expresión personal y colectiva.
Cuando alguien puede describir el sentimiento de todos en la música, en la letra, brota entonces el sapukay (grito) desde lo más profundo del alma. Las poesías y las temáticas que se describen en las canciones son una clara expresión de la cotidianeidad, del origen y de las tradiciones de Corrientes.

Chajá = es un ave de tamaño grande, poseyendo entre 85 y 95 cm. de longitud. Es corpulento aunque no supera, en la mayor parte de los casos, los cuatro kilos y medio.
Es monógama y lo único que lo separa de su pareja es la muerte, por ello se las ha llamado aves del amor, aves inseparables.
Su nombre deriva del grito estridente que emite y que semeja la voz guaranítica yajá (vamos).





MUCHACHITA GUARANÍ


Kuñataí correntina
de inigualable belleza,
tus ojitos son estrellas
en el cielo de tu faz.
Si un besito tú me tiras
con esa boca enmelada
que tenga gusto a naranja,
ay, por siempre te he de amar.

En tu carita cetrina
fruto tienen los rubores,
porque te hablan de amores
ya no sabes ni qué hacer.
Kuñataí correntina,
con aroma de azahares
te hiciera yo los collares
que perfumaran tu piel.

Belleza de mi Corrientes,
kuñataí correntina,
yo quisiera para ti
la mayor felicidad.
Si con acento cadente
dices que me quieres mucho
ante la Virgen te juro
serte siempre muy leal.




Kuñataí significa “muchachita” en guaraní.






4 comentarios:

Gustavo Pertierra dijo...

Has logrado versoso muy apropiados y muy consustanciados con la región, con la simpleza de su gente y su bonhomía.
Evidentemente conoces el lugar y su gente, de otra manera hubiese sido difiil lograr una estampa tan aju7stada a la realidad.
Un afctuoso abrazo, amigo

estoico dijo...

Así es, mi estimado Gus...!
Si no conoces algo es muy difícil que te consustancies con ello.
Muchas gracias, amigo mío, por haberte dado una vuelta.
Recibe de mi parte un afectuoso abrazo.

Tuti dijo...

Gracias por permitirme conocer vocablos y por la deliciosa musicalidad implícita en tu poema.

Abrazos,

Anna Francisca

estoico dijo...

Muchas gracias, Tuti...!
Como te habrás dado cuenta, son vocablos guaraníticos.
Me alegra que sirvan a tu conocimiento.
Recibe de mi parte un afectuoso cariño.