lunes, 26 de enero de 2009

LA MUJER SIN POETA









Érase que se era una vez una mujer recitada,
pero sin poeta;
una mujer que evidenciaba en cada gesto
una sencillez verdadera,
sencillez que no podría jamás traducirse
en un solo poema.
Érase que se era una dulce
niña morena,
poseedora de una ternura infinita
y noble naturaleza.
Su mirada era especial,
como de hada buena.

Y érase que se era también
un poeta
que se enamoró profundamente
de ella;
pero hete aquí que nuestra niña
por él no sentía siquiera
nada parecido al amor,
tan sólo el afecto que genera
la amistad
sincera.
Y aunque él deseaba decirle te amo,
déjame ser tu poeta,
sabiendo que nada importaba lo suyo
sino lo que ella sintiera,
un día la alejó de sí
para que libre fuera,
tragándose su dolor
y sus lágrimas de pena.

¡Érase que se era una vez una mujer recitada
y éste el último poema del poeta…!

12 comentarios:

B. Miosi dijo...

Estoico, te felicito por este precioso poema, y cuando digo que me gustó mucho es verdad. El toque final me emocionó mucho:
¡Érase que se era una vez una mujer recitada
y éste el último poema del poeta…!

Como un grito, así, con signos de admiración, perfecto.

Un abrazo,
Blanca

estoico dijo...

Muchas gracias, Blanca...!
Me alegra en verdad que te haya gustado, pues si bien tiene su rima, su versificación es irregular.
Abrazos, amiga mía.

..........El Armador de Sonetos. dijo...

Luis:

Pasando lista a tus poemas..
Saludos cordiales.

estoico dijo...

Hola, Ángel...!
Pasa cuando quieras, mi buen amigo.
Mi casa es tu casa también.
Abrazos.

Esencia dijo...

Encantada de explorar tu espacio , este poema me retuvo y de veras me ha hehco extraerle la pulpa emocional que denota tu sentir y toda la sensibilidad que se necesita papra saberse poeta.

Saludos siempre esencia.

estoico dijo...

Hola, Esencia...!
Muchas gracias por tus palabras y encantado de que hayas pasado a visitarme.
Puedes venir cuando quieras, que serás bien recibida.
Saludos cordiales.

Niebla dijo...

Hola, recorriendo tu blog, maravillada de tu poesía..

y dejando una invitación...

www.laluzdelargos.com

Te esperamos cuando gustes.

estoico dijo...

Hola, Niebla...!
En primera instancia agradezco sobremanera tu paso por mis letras.
Ahora bien, esa página es un blog o es un foro poético? Te lo digo porque no visualizo más que dos entradas, a las que sólo se accede registrándose.
Muchas gracias y saludos cordiales-

Marisa dijo...

Chamigo Luis, ¿cómo estás?
Maravillosos poemas los tuyos...éste , sobre todo, deja en el alma el dulce sabor de un sentimiento puro y noble.
Un gran abrazo, querido correntino, desde el Río de los pájaros.

Marisa

estoico dijo...

Muchas gracias, Marisa...!
Me alegra que hayas pasado por mi casa.
Tengo que actualizarlo un poco... jajaja.
Bueno, nos estamos viendo.
Cariños.

Yasmina dijo...

Hola Luís!!

Espero que no sea una historia verídica porque no quiero que seas tu ese hombre con tanta pena.

Me ha gustado mucho. Un beso.

estoico dijo...

Hola, Yasmina...!
Si fuera yo, entonces ya hubiera dejado de escribir, ¿no te parece?
Gracias a Dios, no creo que haya algo que detenga mi infatigable escritura.
Cariños, amiga mía.