lunes, 12 de mayo de 2008

A MI NIÑA RECITADA

Te extraño,
pero extrañarte me produce daño

porque por más que no quiera perderte,
¿de qué sirve si no puedo tenerte?

¿De qué me sirve recordar tu rostro
si no puedo siquiera ver tus ojos?

¿De qué me sirve sentir lo que siento
si no me oyes decir cuánto te quiero?

¿De qué me sirve desearte cerca
para abrazarte con todas mis fuerzas

si mi angustia te vuelve más lejana
en cada hora tras hora que pasa?

¿De qué me sirve amarte sin epílogo
si no pueden sentirte mis sentidos?

Mi niña recitada, yo te extraño
como se extraña, sí... ¡lo más amado!

6 comentarios:

De acá dijo...

hola!

:) te escribo para pedirte el favor de que cambies la direccion de mi blog que tenes entre tus contactos...tuve muchos problemas por esto de escribir y tuve que ocultar mas el blog

te dejo aca la nueva direc

http://cartasparallorar.blogspot.com/



http://cartasparallorar.blogspot.com/



besos

Gio

estoico dijo...

Listo, Gio.
Cu�date,
un beso.

Yasmina dijo...

Hola Luís!!

Me encanta el poema, mira que es estupendo leerte y en tu propio bolg, así puedo leerte todos los poemas que quiera, te dejaré un comenatrio en cada uno que vaya leyendo...en tus poemas demuestras lo dulce y amargo del amor. Un beso.

estoico dijo...

Muchas gracias, Yasmina, por visitar mi blog.
Espero que la pases bien, y vente cuando quieras.
Un beso,

Anónimo dijo...

Què casualidad!!!! Justo anoche estaba pensando lo mismo!!!, llegando a la conclusiòn de que no se pierde lo que no se ha tenido,como te dije en el primer poema cuando conjugas el verbo amar sòlo en primera persona,se termina diciendo lo que has escrito.

Bonita mujer

estoico dijo...

Jajaja...
Gracias, Bonita, por tus palabras.
Un beso,